Mi Jefe es un…

Mi Jefe es un…

Puedes completar la frase con el adjetivo que mejor describa a tu jefe: un gran líder, un ejemplo inspirador o con otros no tan positivos que dejo a tu libre elección. Ahora lo importante aquí no es lo que sea tu jefe sino lo que piensas de él o ella, ya que las percepciones están en todo lo que hacemos, en las relaciones que tenemos y las situaciones que atravesamos

Todos hemos tenido jefes que nos motivan, que nos llegan al corazón con su forma de ser y liderazgo inspirador; así mismo hay otros jefes que no logran llegar a ese punto. Y en esto no se encuentra la diferencia, la clave es que tú decides qué quieres pensar de tu jefe y como consecuencia de ello tendrás un resultado positivo o negativo; puesto que tus pensamientos se convierten en acciones.

Por lo tanto, tus percepciones sobre tu jefe afectan las decisiones que tomes frente a él/ella. Vamos a ver algunos momentos que podrías vivir con diferentes tipos de jefes, para cada uno tienes dos opciones: ¡Elige la más conveniente!”

Momento uno: Mi jefe me entrega una meta, su forma es agresiva y fuerte:
Yo:
a. La recibo de forma adecuada posteriormente buscaré un espacio para conversar sobre su forma de comunicarse.
b. Tomo una actitud “a la defensiva”.

Momento dos: Mi jefe tiene preferencias frente a las demás personas del equipo.
Yo:
a. Vivo seguro de mis habilidades y capacidades, por lo tanto, entrego al 100% de mi capacidad.
b. Me incomodo con situaciones donde imagino que esto ocurre.

Momento tres: Las decisiones de mi jefe no son equitativas.
Yo:
a. Puedo hablar con él/ella directa y abiertamente buscando el mejor espacio para manifestar mi punto de vista con respeto y argumentos de soporte.
b. Hago un consenso con las personas del equipo para saber si están percibiendo lo mismo que yo.

Si la mayoría de respuestas son a, te felicito vas por buen camino a construir el éxito del lugar en que pasas gran parte de tu día.

Si la mayoría de respuestas son b, creo que hay algo importante para trabajar en ti y en tu crecimiento.

Ahora, si tú eres el jefe quien entró a este blog por curiosidad ya sabes qué debes hacer, porque esta regla funciona también a la inversa.

Para mejorar el clima laboral con tu equipo, contáctame y hablamos; seguro hay grandes cosas que haré por ti. Soy Susan Positive, tu Coach.